El Pinar de las Piqueñas - fotos que importan

domingo, 12 de febrero de 2012

El Pinar de las Piqueñas



En su día comenté que Carabanchel podría ser una buena etiqueta. Se trata de dedicarle un poco de tiempo, plantearse una serie o quizás un proyecto.

Y es que recordar la niñez siempre es algo, que aún repleto de nostalgia, es francamente gratificante. Hace unos días, en una mañana muy fría, quedé con un buen amigo y con la excusa de hacer unas fotografías, paseamos entre esos mismos pinos que recorríamos de vez en cuando hace ya demasiados años. Por un momento me pareció como si el tiempo nunca hubiera pasado, o al menos no a la velocidad en que lo ha hecho. El pinar sigue intacto, ahora flanqueado por nuevas edificaciones y limitando con una carretera de circunvalación. Es lo que tiene Madrid, que no para de crecer.

Se que son sensaciones muy tópicas, sentimentalismos pasajeros, simples recuerdos. Y aunque he viajado mucho, siempre me agrada volver a este rincón viejo y destartalado de Madrid. Me gusta mi barrio, tiene tantos lugares que se conservan como ayer.

Luego en un bar, unas risas, un poco de charla y un buen desayuno para entonar el cuerpo. En realidad se necesita tan poco para ser feliz.

12-24 mm. 12 mm. f/10. 1/30 seg. ISO 100.
Lugar de la toma: Madrid. Febrero 2012.
Puedes ver la fotografía a pantalla completa haciendo “clic” sobre ella.

66 comentarios:

  1. Una buena composición con unos buenos juegos de sombras, y amigo siempre es agradable y bueno acordarse de sus raíces, a fin de cuentas son parte de nuestra vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y como parte de nuestra vida s grato recordarlas. Gracias

      Eliminar
  2. Buenos recuerdos y unos momentos de felicidad...No se puede pedir más!!...y sólo cuesta proponérselo y disfrutarlo.
    Gracias por compartirlo.Va muy bien de buena mañana leer satisfacciones
    Un buen lugar de reunión!!...Qué suerte que lo hayan respetado tal como estaba!!
    Un abrazo y que sigan estos momentos felices en tu vida!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Montse, son sólo pequeños detalles de un lugar.

      Eliminar
  3. Me ha encantado tu historia, Ángel. La historia de cada uno de nosotros al fin y al cabo. Escenarios diferentes pero sentimientos muy semejantes. Me encantaría que nos enseñases tus rincones. Suerte que por muchos de ellos no haya pasado el tiempo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bueno conocernos un poco mejor Campu. Gracias

      Eliminar
  4. y usted que lo diga. no se puede contar mejor, efectivamente Madrid esta lleno de lugares que se conservan como hace muchos años, aquellos en que los conocimos de niños, incluso mas hacia atras en el tiempo.

    me alegra saber que conservas esa amistad antigua, me alegra conocer la existencia de este pinar, me gusta tu relato tan bien condensado y hasta me gusta que hayas quitado los colorines a la foto, a veces la naturaleza nos lo pide ?verdad?

    y me alegra que un señor tan viajado como usted, tenga esa querencia por su barrio de siempre.

    abrazos y buen domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi barrio y mis gentes viajan siempre conmigo, son parte de mis recuerdos y mi apoyo en los malos momentos que se pueden pasar por ahí. Gracias Rip

      Eliminar
  5. Cómo comprendo ese momento que describes. Y si además te traes una buena foto en la tarjeta: una mañana redonda.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una mañana llena de satisfacciones. Gracias Alfredo

      Eliminar
  6. Sentirse uno a gusto consigo mismo. Y si de paso recorres lugares de la niñez o la adolescencia pues todavía se consigue más fácilmente.

    Me gusta la foto con esas sombras que parecen querer alcanzarnos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la hora de la mañana, junto con las últimas de la tarde, lo mejor para fotografiar.

      Eliminar
  7. Me he paseado muchas veces por este pinar, y ahora sigo haciendolo cuando vuelvo a mi barrio (Carabanchel). Que buen recuerdo me traes con tu foto.
    Yo tampoco tengo algunas fotos de este sitio, si quieres verlas te dejo el enlace.
    http://anamanotascascos.blogspot.com/search/label/Carabanchel%20Alto
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana. Ya me mandaste ese enlace en otra entrada sobre el barrio. Y son unas fotos estupendas, esos reflejos sobre el agua son cojonudos. Si vieras como está ahora de hierva, llenito!!!!!. Gran barrio el nuestro.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Esa foto en B&N está muy bien. Entiendo y comparte esa sensación de felicidad que no tiene nada que ver con la abundancia y el despilfarro.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Preciosa foto, yo me crie en el barrio de San Ignacio de Loyola y recuerdo ese pinar y a un amigo de niñez de Carbanchel al que visitaba cogiendo el autobus que llamaban "la pesetera", lindos recuerdos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues somo vecinos, y sí, efectivamente me cuerdo de la "pesetera", qué tiempos connus.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. bonita combinación d elues y sombras.
    saludos.

    ResponderEliminar
  11. Querido Ángel:

    Tener siempre nuestras raíces presentes y no abdicar de ellas dignifica a cualquier persona y por tanto a ti.

    Pienso exactamente igual que tu. La vida me ha llevado por otros derroteros y a vivir en otros lugares en los que soy plenamente feliz. Pero, cada vez que voy a visitar a mi muy anciana madre, que sigue viviendo en "mi barrio", un estremecimiento, un sentimiento indescriptible me recorre todo el ser. Vienen a mi memoria aquellos momentos de mi niñez, mi adolescencia, mi juventud y siento una gran emoción. Me tomo una caña, con su tapa, por supuesto, en el bar de toda la vida, en el que mi padre hacía lo propio junto a sus amigos, hablo con los "tenderos" de siempre y, como no puede ser de otra manera, comprendo que "yo soy de aquí".

    En mi barrio no hay pinar. Pero hay unas calles inolvidables, cómplices de mis juegos, mis "fechorías" infantiles y guardan mis primeros amores, mis primeros desengaños y mis penas.

    No sé si yo te he copiado a ti o tu a mi. Pero hemos tenido la misma idea. Yo también tengo planeado un reportaje sobre esas calles.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No importa quien copie a quién, lo importante es disfrutar con estos ratos, ¿no te parece?

      Eliminar
  12. Cierto las pequeñas cosinas son las que nos hacen grandes, tremenda foto.

    Un abrazote utópico, Irma.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llena de utopía Irma, que no nos falte nunca.

      Eliminar
  13. A veces con las pequeñas cosas es lo que mas feliz nos hace
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y siempre será así, es propio del género humano

      Eliminar
  14. Hay momentos impagables. Afortunados los que san capaces de hacerlos rutina.
    Una buena reflexión para un encuentro fugaz con las sombras de un Carabanchel, desconocido para muchos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Querido Angel, es verdad que necesitamos poco para ser felices, pero ¿ cuánto nos cuesta aprenderlo?.
    Luces y sombras, como la vida misma.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Se necesita casi nada para ser feliz. Solo hay que pedirle a la vida que continúe pasando, que nos permita ir sintiendo que aquello que nos rodea sin ser nuestro, nos pertenece en la medida en que lo hacemos nuestro para siempre.
    Una extensión inmaculada en tus recuerdos, eso tiene mucha importancia para ti y para los que te vamos conociendo.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luís, nos gusta hablar de nuestros recuerdos, ¿que te puedo explicar yo? ;-)

      Eliminar
  17. procesado que es todo un tratado de sombras

    (la receta para la felicidad es fácil, un mundo sin hijos de puta - de eses mismo que tu sabes)

    abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero parece que esa receta no terminamos de entenderla, y eso que sus ingredientes son bien sencillos...

      Eliminar
  18. Impresionantes sombreas para un pinar mágico. Te felicito.
    "Hay luna vacía" cumple un año, y lo hace gracias a todos. Gracias por el apoyo y por enseñarme cada día.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Y CON LA EDAD VIVIMOS MÁS DE LOS RECUERDOS, ES BONITO HACERLO...AHORA QUE PRONTO CUMPLO LOS 40 AÑOS, MI VIDA MIRA HACIA EL PASADO...
    EMOTIVA Y PRECIOSA FOTO.
    UN BESO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los 40?
      Anda, dime eso de la famosa crisis, porque si tienes más de 40 tu sabrás de lo que te hablo...que yo no estoy para coger crisis a esta edad...
      Igual la pillo ya, y el 10 de Marzo, que es cuando los cumplo, ya me olvido de ella....jajajajaj...

      ;)

      Eliminar
    2. 48 recién cumplidos, pero la verdad es que no tengo tiempo de entrar en crisis :-D

      Eliminar
  20. Querido Angel .
    Efectivamente, los recuerdos afloran siempre que se pasea por algun lugar donde se pasa la niñez , siempre que se convive con alguien con quien lo has pasado .
    Decir que , y , casualmente en el escritorio de mi ordenador tengo una foto muy similar a esta .
    ¿ por que sera ?...-

    Un buen amigo .

    ResponderEliminar

  21. · Cuando ek texto supera a la foto, vuelves a la fot buscando los matices escondidos... y te encuentras al texto. O sea, los recuerdos en su justa medida.

    · un abrazo

    CR & LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  22. Hola Angel, a veces con ganas... se consigue ser feliz.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. La infancia suele permanecer intacta toda la vida. A nuestro pesar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep

      En los 70 Carabanchel era uno de los barrios conflictivos de Madrid, donde vivo siempre ha sido una zona humilde, de trabajadores y antes prácticamente un pueblo de emigrantes venidos de todos los punto del país, la pobreza era habitual en esta parte del barrio. Aún así recuerdo mi infancia y adolescencia como una parte muy especial y satisfactoria de mi vida.
      Arriba ese ánimo

      Eliminar
  24. Que razón tienen tus palabras...Se necesita tan poco para ser feliz como una grata compañía, un lugar, y unos bellos recuerdos.
    Bonita mañana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Cuanta razón tienes Angel, con las cosas más sencillas podemos ser felices pero sólo nos percatamos de vez en cuando. Me encanta que recuerdes esos momentos de la niñez, es necesario hacerlo para reencontrarnos con nuestras raices, son momentos imborrables, recuerdos que permanecen intactos en nuestra memoria. Te deseo un feliz frio invierno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿cúal es tu próximo viaje Merche?, igual sales hacia un país cálido
      Un abrazo

      Eliminar
  26. Siempre pensé que se llamaba el Pinar de San José. Bueno, son esas cosas que se descubren con el paso de los años.

    Es cierto lo que cuentas, hay cosas que no se han movido con el paso de los años. Me gusta tu barrio, quizá porque también es el mio.

    Un abrazo!

    Pd. La fotografía preciosa con esas sombras alargadas de los pinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, San José es su nombre oficial, pero todo el mundo en Carabanchel Alto lo conocemos por Las Piqueñas, nombre relacionado con Un abrazo

      Eliminar
  27. angel, bonita historia y bonita foto. Una pregunta: ese pinar está formando parte o formó parte de un Hospital Psiquiátrico, frente a la antigua Carcel de Carabanchel? Un abrazo.
    Agustín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfonso. Ese pinar que mencionas es otro lugar. Pertenece al Hospital psiquiátrico, está dentro de un recinto vallado, es un lugar muy bonito, pero sin acceso público, en un extremo del Parque de las cruces, y frente al solar que ocupaba la cárcel.
      El Pinar de las Piqueñas es algo mayor.
      Un abrazo

      Eliminar
  28. Viendo esta foto, que también me trae recuerdos de infancia, me has hecho feliz, gracias Angel!

    Un abrazo,
    Elena

    ResponderEliminar
  29. hermoso barrio el tuyo...cerca de mi infancia, existía un lugar parecido, que hoy...desconozco.

    Un beso, me gustó mucho la fotografía!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bueno visitar los lugares de infancia.
      Un abrazo

      Eliminar
  30. Muito Bela Ángel
    Um bom dia para ti
    Abraço

    ResponderEliminar
  31. Preciosa entrada, Ángel!! muy emotiva! Visitar esos rincones de la infancia y recordar aquellos tiempos, siempre nos devuelve una sonrisa al corazón.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  32. Love this! The long shadows create a wonderful mood. Great wide angle shot!

    ResponderEliminar
  33. A parte que la foto es bonita y en blanco y negro le das cómo el paso del tiempo, siempre es bueno y gratificante como dices volver a los recuerdos de nuestra niñez en los que fuimos felices, o si más no lo que recordamos que nos gustó, y lo puedes revivir. A mi me gusta hacerlo de vez en cuanto y tambien me gusta pasear por viejos lugares que formaron parte de mi infancia. La historia individual de cada uno cuando éramos pequeños!. Un saludo.

    ResponderEliminar
  34. "Nuestros barrios" siempre estan escondidos en un rincón de nuestra mente y de vez en cuando es necesario regresar.

    Donde te vienen un monnton de recuerdos y momentos unicos....

    Esta entrada me hace recordar muchas cosas de tiempos pasados.

    Gracias por este ratito.

    Besos

    ResponderEliminar