martes, 16 de abril de 2024

La vida captada por el fotógrafo de calle




__

Hago fotografías de los que realizan fotografías a personas que quizás me estén observando, y las miradas, los objetivos y las cámaras se cruzan, intercambian sus argumentos y puntos de vista y quizás nos percatamos que retratados y retratistas formamos parte de una inmensa red de alcance insospechado. Los resultados son variables en todos los aspectos, pero la posibilidad de imaginar historias de vidas cruzadas es francamente tentadora.



sábado, 13 de abril de 2024

La vida del fotógrafo en la calle




__

No tenía claro si el título debía ser este o quizás “la vida del fotógrafo de calle”, en cualquier caso sirva la fotografía de hoy como un sencillo y sincero homenaje a todas y todos los que pasamos gran parte del tiempo dedicado a la fotografía, deambulando por las calles en busca de esa toma que nos haga estremecer cada vez que volvemos sobre ella. Qué enorme satisfacción cuando descargamos la tarjeta de memoria (o revelamos la película) y al revisar las instantáneas encontramos algún diamante en bruto, que debidamente pulido resulta una fotografía de las que tratamos con esmero y guardamos con cariño. Y, pensándolo bien, con qué poco se puede ser tan feliz.



jueves, 11 de abril de 2024

Dentro de un Metro


__

Revisando las carpetas del viaje a Nueva York descubro todavía fotografías sin editar. Me traje mucho material y aunque en su momento hice una importante selección borrando sin compasión infinidad de fotografías, todavía me sorprendo entretenido revisando el viaje. Y viviéndolo de nuevo. Es lo que pasa cuando rescato alguna foto que me trae recuerdos o que relaciono con algún comentario escrito en el diario, como ha sido el caso del anterior Post. La memoria de la fotografía podría ser el título de todo esto, pero al contemplar la escena que recoge la toma que publico hoy se me ocurren ideas diferentes, quizás aquello de las vidas cruzadas y de lo incierto y fugaz que es el instante que fotografiamos. También lo complejo que es abordar escenas donde confluyen distintas personas, cada una a lo suyo, sin nada que haga coincidir su mirada, su dirección o su posición en el marco. Y si valoramos el color y su complejidad tenemos material para charlar un buen rato. Luego está lo que cuenta la escena y entre otras cosas lo cutre que son las estaciones de metro allí, tan sucias y oscuras. Y lo más curioso es que creo que me doy cuenta ahora, volviendo sobre las fotografías de aquellos días. 


martes, 9 de abril de 2024

Fotografiando a Papá Noel




__

Hace unos días Joaquín de Lo Veo en Fotos publicó en su muro de Facebook una fotografía de Richard Kalvar donde aparecía un Papá Noel en el metro de Nueva York realizada sobre los años 70 del siglo pasado. Al verla me vino a la memoria una que yo hice no hace tanto. El caso es que me ha dado que pensar sobre como nos influyen las fotografías de los grandes fotógrafos, de los clásicos, de los más conocidos y los que no lo son tanto (esta que publicó Joaquín creo que no la había visto antes, pero aún así…) hasta el punto que quizás de manera inconsciente tendemos a reproducir aquello que vemos, a nuestro modo claro, pero esa cultura fotográfica (también gráfica y cinematográfica) que más o menos todos tenemos en cierta forma determinan también nuestra manera de afrontar la fotografía.

La fotografía que ilustra el Post de hoy la hice en 2013 durante un viaje a Nueva York, sin lugar a dudas la ciudad donde más cómodo me he sentido fotografiando en la calle. El caso es que el metro de la ciudad es el lugar perfecto para encontrarse casi de todo y a casi cualquiera, por descontado no podía faltar un personaje navideño tan significativo en la cultura estadounidense. Lo peculiar de la situación es que la toma la hice en el mes de agosto, durante un trayecto en la línea 3 del metro la más cercana al apartamento donde estuvimos alojados y que recorre Manhattan desde la calle 148 en Harlem hasta llegar a Brooklyn. Han pasado los años, pero la fotografía permanece y refresca rápidamente los recuerdos.



domingo, 7 de abril de 2024

El tercio de sus sueños



__

Pasar página y cambiar de tema, mirar por el visor y encontrarme allí arriba, como colgado del cielo, cotilleando a mis semejantes y sus vidas en ese otro plano, el de la realidad. La fotografía como una abstracción de lo real, en ocasiones al menos, un distanciamiento necesario para mantenerme aún cuerdo a pesar de tanta maraña y suciedad que nos rodea. En fin cosas que revolotean entre mis pensamientos y las imágenes fotográficas.



sábado, 6 de abril de 2024

¿Tenemos pensamientos visibles en blanco y nergo?




__

Como no podía ser de otra manera hoy subo una fotografía en blanco y negro relacionada con el tema y lo que venimos comentando distendidamente en este rincón (ánimo, revisad el post anterior). El ejercicio en sí merece la pena, pensar en un tema e imaginarlo en color o como en esta ocasión, en monocromo, salir ahí fuera buscar y fotografiar. Las dos tomas están separadas por bastante tiempo entre sí, esta de hoy es muy reciente, unas semanas, pero las dos comparten esa idea de fotografiar un concepto abstracto, tanto como lo puedan ser los pensamientos de una persona, un modelo que representa su papel sin pretenderlo y seguramente sin comprender el sentido de todo esto.



jueves, 4 de abril de 2024

¿Tenemos pensamientos visibles en color?



__

Mientras leía los comentarios que amablemente habéis dejado en mi anterior post, me preguntaba si un mismo concepto se podría afrontar de manera similar tanto en color como en monocromo o si sería necesario descartar la idea debido a las peculiaridades de cada, vamos a llamarlo estilo. Creo que el lenguaje fotográfico no cambia, tampoco las reglas básicas, pero evidentemente cada una de las dos disciplinas requiere consideraciones previas que afectarán al resultado final, es decir de alguna manera estamos obligados a tomar decisiones en el momento de realizar la fotografía en función de cómo queremos “revelar”, si en monocromo o en color. Recuerdo que cuando comencé algo más en serio en esto de la fotografía me planteaba retos o ejercicios técnicos con película en blanco y negro y fue una manera excelente de aprender y asimilar la técnica y los procesos. Con la fotografía digital todo esto se ha simplificado y facilitado el resultado final. Para bien o para mal la decisión la podemos tomar delante de la pantalla del ordenador. En cualquier caso me resulta muy atractiva la idea de plantear un concepto y tratar de expresarlo de ambas maneras, color y monocromo. Pero sin tiempo para salir y practicar el ejercicio, cosa que me propongo realizar porque puede dar resultados muy interesantes, he pensado que tirando de archivo podría ofrecer los primeros apuntes. Hoy publico en color.



martes, 2 de abril de 2024

Si el mundo es en color, ¿porqué fotografiamos en blanco y negro?




__

Acabo de recibir información puntual de La Fábrica sobre un libro recién editado de Joel Meyerowitz con el título ¿en color?, y en el párrafo que comenta la obra puedo leer: «¡Pero si el mundo es de colores!». Ya sabéis el eterno dilema de la fotografía, que tanto nos gusta a los aficionados, entre el color y el monocromo qué disciplina representa mejor la autenticidad del medio, la expresividad de la escena captada o la capacidad de comunicar su lenguaje. No, no intento abrir un debate (seguramente estéril), es solo un apunte en mi diario, un recordatorio para añadir este libro a mi lista de deseos fotográficos, demasiado larga ya, o solo una excusa para publicar algo en color con cierta carga de abstracción. 



domingo, 31 de marzo de 2024

Call me




__

Un simple graffiti en un muro cualquiera y la imaginación vuela. Junto a esa pared se suceden las historias, cientos de anécdotas quizás repetidas y escuchadas en infinidad de ocasiones. Historias que también componen el imaginario necesario para construir una fotografía dotándola de argumento visual. Y sin embargo el autor del grafiti y el grupo que comparte la charla y el almuerzo, son ajenos los unos de los otros, desconectados y sin reparar en la dimensión que puede llegar a alcanzar esas sencillas decisiones que toman entre café y café. Tomo la fotografía y ese universo aparentemente distante se ordena y cobra sentido. La magia se ha cumplido. Guardo la cámara, cojo el móvil y hago una llamada.


viernes, 29 de marzo de 2024

De espaldas




 __

Los pensamientos que me están rondando ahora mismo la cabeza, quizás condicionados por la lectura de la prensa diaria (o quizás no y sea algo ya crónico en mi), me hacen detenerme en esta fotografía. ¿Damos la espalda a los problemas?, ¿son tantos y tan graves que preferimos ignorarlos?. Es como si al tomar esta decisión las dudas y los miedos desaparecieran por arte de magia. Tiempos complejos los que nos tocaron, deambulando en una crisis permanente, una montaña rusa destartalada prácticamente desde 2008, ¿quizás más?. ¿Y la gente más joven que no ha vivido otros tiempos?. Preguntas, preguntas, preguntas… ¿pero y las respuestas?. A nuestras espaldas lo más probable es que no las encontremos. Fotografiar la espalda de alguien en la calle procura un punto de misterio, también de desasosiego, quizás de incertidumbre por una sociedad que navega perdida en un mar donde las tormentas se suceden y en el horizonte ya no encontramos esperanza. Fotografiar así a las personas, de espaldas, es un recurso que invita a la reflexión, al menos a preguntarnos el porqué de esa decisión.



martes, 26 de marzo de 2024

Sobre la mirada




__

Dicen que una mirada es clave para componer un buen retrato improvisado según las premisas de la fotografía de calle. Seguramente sea así y sin entrar en polémicas ya os digo que la fotografía de una mirada anónima me interesa más cuanto más insinuada y fugaz sea. Es difícil, más que nada por aquello de conseguir el dúo perfecto: una fotografía aceptable y que mi integridad personal sobreviva a ese cruce de miradas entre extraños, estando uno de ellos armado con una cámara fotográfica que usa sin compasión. Pero en fotografía todo es proponérselo, insistir, agudizar el ingenio y pulir la técnica. Y de vez en cuando traigo en la tarjeta de memoria alguna toma que merece la pena.




domingo, 24 de marzo de 2024

¿A dónde van las sombras?




__

Recuerdo que antes perseguía las sombras. Las buscaba en esas paredes donde al atardecer, la luz rasante descubre las texturas y los detalles. Eran enigmáticas, misteriosas, con vida, capaces de deslizarse entre las paredes evitando ser capturadas. Por aquel entonces me parecía imposible poder fotografiarlas, revelar sus misterios y despojarlas de todo secreto. Salía a diario cámara en mano buscando la hora propicia, el momento y el lugar. Un buen día, después de muchos intentos conseguí capturarlas en todo su esplendor, las fotografié una y otra vez desde todos los ángulos hasta que perdieron su encanto, las despojé del misterio y dejaron de interesarme. Aquellos eran tiempos de aprendizaje, de tomar notas, de revelar las instantáneas para dar con las explicaciones oportunas a las preguntas necesarias. Con el tiempo se superan muchas interrogantes, la experiencia cubre cada espacio que dejaban las dudas y lo que de manera infantil parecía superado recobra el protagonismo que nunca debió perder. Hoy las sombras vuelven a estar presentes y las busco allí donde se ocultan.



viernes, 22 de marzo de 2024

Mostrando interés




__

Me atraen este tipo de escenas, momentos de cierta intimidad dentro de los museos donde parece que todo se concentra en breves fotogramas intensos y emotivos. El tiempo que tomo prestado a las personas que fotografío, mientras distraídas contemplan las obras expuestas, son algo así como dosis mínimas de medicamentos dispares, pero que en conjunto forman un tratamiento eficaz contra el olvido, la superficialidad y la intrascendencia, capaz de abrir un nuevo campo de visión, donde esos instantes prestados dan forma, enriquecen y aportan el sentido imprescindible a un mundo devorado por la inmediatez y la urgencia. El tiempo lo es todo en fotografía, por eso considero tan importante tomarme mi tiempo en cada instantánea.



miércoles, 20 de marzo de 2024

En el interior




__

Entre un interior o el exterior estaba preguntándome con el fin de decidir qué fotografía publicaría. Y depende del estado de ánimo del momento, muchas veces condicionado tras la lectura de las noticias diarias, ¿recordáis la película "atrapado en el tiempo"? (qué grande Bill Murray en esa paradoja filosófica en la que se convirtió la peli), pues sí, en ocasiones parece que vivimos un eterno día de la marmota que supongo más de una vez habéis experimentado. El caso es que hoy prefiero recordar un interior, una composición serena y bien medida, de esas que requieren un pequeño análisis previo y luego solo esperar a que se produzca ese pequeño milagro. El instante y poco más, me conformo con muy poco ¿no?.



lunes, 18 de marzo de 2024

Interior / exterior




__

Qué difícil resulta tomar una decisión en ocasiones. Me siento en el interior de un bar, cerca de la luz que entra por la puerta, una mesa de esas altas y un vino o una cerveza, o quizás un café, el asunto es buscar la excusa justa que me permita permanecer un buen rato observando. Consulto el móvil de vez en cuando, miro la pantalla sin prestar demasiada atención, es solo un mecanismo que ayuda a pasar desapercibido. La cámara muy cerca, a la vista, sin ocultarme pero sin llamar la atención más de lo necesario. Y mientras me lo voy pensando: ¿mejor una toma interior o de alguien que pase por delante de la puerta?. La foto, la narrativa, el discurso, todo cuenta, todo entraña ese juego tan emocionante que lleva a realizar una fotografía. Y en una de esas cojo la cámara enfoco y hago un par de fotografías. Dejo la cámara sobre la mesa y tomo un sorbo de cerveza, vino o el café, lo que quiera que haya pedido. El tiempo pasa y quizás me dé para una toma más.



jueves, 14 de marzo de 2024

El teatro de la vida




__

Esta fotografía la tomé con poca luz, luz de una primavera reciente. Obligado al ISO alto cosa que a mi no me molesta en absoluto. Quizás sea porque el “ruido” digital, si se gestiona bien (especialmente en monocromo), me trae todo el sabor de la fotografía clásica, de las emulsiones, de muchos fotógrafos clásicos en blanco y negro que admiro desde hace tiempo, también de tantos recuerdos fotografiados que conservo en varias cajas y algún que otro álbum. Todos argumentos subjetivos cargados de nostalgia y que probablemente se están perdiendo en las aguas de la tecnología y de la modernidad. Y sin embargo, lo admito, me encanta el “ruido”. 



domingo, 10 de marzo de 2024

Mosaico de pareceres




__

Si fotografío una pared de la calle repleta de grafitis, pintadas, carteles o una mezcla de todo a la vez, estoy llamando la atención sobre una forma de expresión típicamente urbana, diferente, incluso opuesta a cualquier otra manera de entender el arte. La estoy considerando y otorgando un valor. La fotografía es capaz de centrar la atención y despertar el interés por algo que quizás pasase desapercibido caminando por las calles, expuestos como estamos a mil y un estímulos visuales, la mayoría de ellos con un solo interés: el consumo. Fotografiar lo que algunas paredes exponen permite ofrecer alternativas visuales, imaginar e invitar a la reflexión, apostar por valores alternativos que se presentan a través de las emociones y los sentidos, lejos de lo puramente comercial. Y eso, creo, merece una fotografía.



viernes, 8 de marzo de 2024

Cuerpos sin alma




__

Deambulamos entre celebración y celebración. Los días señalados pertenecientes a causas justas, reivindicaciones imprescindibles y luchas necesarias van siendo absorbidos por un sistema capaz de domesticar cualquier movimiento que ose plantarle cara, y una vez convenientemente digerido devolverlo como otro producto de consumo más, listo para el disfrute de las masas. Nos movemos como peones en un tablero delimitado, bien estudiado, a medida de cuerpos sin alma.




martes, 5 de marzo de 2024

Buscando un destino




__

Agarro el teclado y me pregunto a mi mismo y por escrito: ¿quién soy?, o mejor casi: ¿quién creo ser?, por quién me he tomado usurpando espacio, ancho de banda, píxeles, megabytes y demás zarandajas tecnológicas de esas que permiten compartir fotografías (y también ocurrencias) en las “redes”. Esto me llega al “run-run” de la cabeza al enterarme de la muerte de Ramón Masats, quizás el último de los grandes fotógrafos españoles del paso siglo. Una noticia que queda eclipsada entre tanta incertidumbre que copa todo el noticiario nacional e internacional. Sin embargo, a todos los que amamos la fotografía, nos consta que se va una parte de nuestro saber fotográfico, de nuestra memoria y de la capacidad de comprender el mundo a través de una lente. Como dice un buen amigo, se ha ido “nuestro Robert Frank”.



lunes, 4 de marzo de 2024

Futuro imperfecto




__

No tengo mucho más que añadir. La fotografía es suficientemente explícita aunque afortunadamente siempre queda ese espacio para la interpretación, gracias a que la certeza se mezcla con la expresión de una mirada. La tomé en una de las últimas manifestaciones que se han desarrollado aquí en Madrid, denunciando lo que es ya una aberración sin precedentes. Parece que el listón de un futuro digno para todos se pone siempre un poco más elevado, y cada vez resulta más inalcanzable solo pensar en superarlo.



miércoles, 28 de febrero de 2024

La vida en amarillo




__

Más allá de la obviedad de la “vida en rosa”, me estaba haciendo la pregunta si vivir tiene emparejado algún color determinado, un color aceptado socialmente. No he llegado a conclusiones claras, y me preocupa porque parece que últimamente no termino de aclararme en casi ninguna duda de esas trascendentales que me rondan la cabeza. Y no digo que esto del color de la vida sea algo de una importancia crucial, pero sí que me gustaría imaginar un color concreto sin tener que valorar si es el idóneo mientras observo una escena en la calle un día cualquiera. Igual de lo que se trata es de dejarme llevar y aceptar el color que domina cada momento determinado y ese sí será el color de la vida, al menos por unos instantes, quizás durante una mañana o todo un día completo. Supongo que a la gran mayoría de las personas les da igual, pasan y no valoran si ese día es rojo, por ejemplo, y claramente debería ser verde. Un problema menos (dirán). Pero yo como buen tozudo que soy, prefiero imaginar cada día en un color y lo busco, desde que me levanto por la mañana lo busco, porque el color puede condicionarnos el día. Pero, ¿y cuando todo apunta al blanco y negro?, ¡ay amigos!, eso ya son palabras mayores.


 

lunes, 26 de febrero de 2024

Detrás del cristal




__

Afirmaba Saul Leiter que con frecuencia, las fotografías están consideradas como instantes de realidad pura, cuando en verdad se trata de fragmentos de recuerdos de un mundo inacabado. Siempre he tenido muy presente esta manera de entender la fotografía, esos fragmentos de un mundo y de una verdad incompleta, inacabada. Lo que mostramos en cada fotografía es solo parte de esa verdad, un instante fugaz, reflejos de luz mitad verdad mitad invención. Y aunque no partamos de la nada, sino de una escena aparentemente real, interpretamos siempre según nuestros recursos y aprendizaje, nuestras manías y peso cultural. Estas peculiaridades condicionan la respuesta final, determinan la obra gráfica resultante.




jueves, 22 de febrero de 2024

Autorretrato con medio perro y un ciclista




__

Tomar decisiones mientras se analiza una escena para seleccionar solo aquellos elementos que compondrán la fotografía, es quizás el ejercicio más estimulante, aunque también el que genera mayores dudas. Sustraer y no añadir es lo que, básicamente, nos diferencia de la pintura. Bueno eso y que necesitamos un artilugio mecánico o electrónico y material sensible a la luz. En el arte de la fotografía, nosotros, cámara en mano, eliminamos esas partes que cada cual considera innecesarias, aunque nos queden objetos, personas o animales incompletos, parciales o tan solo insinuados de manera directa o indirecta. Recreamos un puzzle mitad verdad, mitad ficción y entregamos una obra única cargada de simbolismo, anécdotas y vivencias que hablan sin emitir sonido alguno de ese preciso instante nada más (y nada menos).



lunes, 19 de febrero de 2024

Al otro lado




__

"Aburrido de la realidad obvia, encuentro mi fascinación en transformarla en un punto de vista subjetivo. Sin tocar mi tema quiero llegar al momento en que, a través de la pura concentración de la vista, la imagen compuesta se vuelve más hecha que tomada. Sin una leyenda descriptiva que justifique su existencia, hablará por sí misma: menos descriptiva, más creativa; menos informativo, más sugerente, menos prosa, más poesía ".

- Ernst Haas




sábado, 17 de febrero de 2024

The kiss




__

Lo que tiene la fotografía de misterio lo tiene de indiscreción. Dos verdades, partes de un conjunto de características que convierten a la fotografía en el vehículo perfecto para revelar el tiempo por el que transcurren nuestras vidas. Es cierto que vivimos una época donde un exceso de imágenes combinado con la obsesión por la seguridad y el derecho a la intimidad individual, convierte a todos los que salimos por la calle con una cámara al cuello, o en la mano o donde cada cual guste llevarla, en personajes como poco sospechosos de intento de robo de esa intimidad. “Malos tiempos para la lírica” supongo y sin embargo ahí me tenéis, cayendo una y otra vez en la tentación de fotografiar ese lapso de tiempo que procura emociones.



miércoles, 14 de febrero de 2024

Banderas




__

Me parece muy curioso como la imagen de nuestra bandera puede suscitar opiniones dispares, algunas verdaderamente sorprendentes, incluso cuando el mensaje que la acompaña nada tenga que ver con el sentido que de manera genérica se atribuye a la bandera. Luego está, claro, la capacidad de cada cual para analizar la imagen, leerla y entender lo que en ella queda claramente explicado. Pero eso, según qué situaciones y personas, si me lo permitís, es como pedir “peras al olmo”. Definitivamente creo que somos una sociedad lastrada por demasiados años sin solucionar problemas históricos, ignorados y barridos debajo de la alfombra para que no molesten, pero que quedan ahí, pudriéndose y provocando un hedor en ocasiones insoportable.  



lunes, 12 de febrero de 2024

Días pasados




__

Salgo a caminar muy temprano, comienza a clarear el cielo pero se intuye un día desapacible lleno de nubes. Los pensamientos fluyen descontrolados y por más que intento poner orden concentrándome en algo concreto, hay veces que no encuentro la manera. Recorro el pequeño pinar que hay muy cerca de mi casa, son poco más de dos kilómetros de perímetro, pero es perfecto para desconectar y casi tocar la naturaleza imaginando un bosque inmenso, inaccesible, desconocido,… y como si fuese un sueño una imagen del mar se abre paso entre la maraña de ramas y troncos, solo tengo que subir unas dunas para comprobar si el cielo y el mar hicieron un pacto secreto sellado por la belleza.



viernes, 9 de febrero de 2024

Autorretrato entre baratijas




__

Hacía tanto que no publico un autorretrato que la vuelta al color casi es pura anécdota. Claro que si me pongo en plan purista esto casi no es un autorretrato, al menos tal y como mandan los cánones, es decir con el rostro al descubierto, sin artificios, sin medias tintas. Cualquier día de estos, trípode mediante, me pongo a ello. Igual sale algo interesante.



miércoles, 7 de febrero de 2024

Entre reparto y reparto



__

Vivimos unos tiempos de costumbres y modas peculiares a las que no termino de adaptarme. Prefiero fotografiar ese tiempo que nos tocó vivir aunque no comparta todo lo que veo. Últimamente intento no juzgar antes de fotografiar, quiero una visión amplia sin sesgo ni prejuicios trasnochados. Este es el camino que poco a poco estoy recorriendo, tan solo agradezco cada instante que me regala una fotografía. 



martes, 6 de febrero de 2024

Sin posibilidad de invitación




__

Hoy me he dado cuenta que tengo un poco olvidado uno de los deportes nacionales que se practican con mayor vehemencia. Esto no puede seguir así, demasiado tiempo sin subir al diario algo relacionado con bares, sin duda uno de los temas urbanos que más me entretienen. Sentarme en una mesa o en la barra de un local, pedir algo y dejar pasar el tiempo, sensible a lo que ocurre pero sin prisas, sin un plan establecido, dejando que la escena se construya poco a poco, creedme que es un proceso placentero, la vida va creando momentos mucho más extraños y bellos que cualquier otra situación preparada. La espontaneidad mezclada con la curiosidad regala momentos únicos.



domingo, 4 de febrero de 2024

Homenaje a Stettner




__

Mi credo. Mi forma de vida, mi propio ser, se basa en imágenes que pueden quedar grabadas de manera indeleble en el ojo interior de nuestra alma. Además, a través de mi visión personal, revelar lo que no se ve fácilmente, captar lo más significativo, enriquecer nuestra percepción de la vida. Es explorar y celebrar la condición humana y el mundo que nos rodea, la naturaleza y el hombre unidos, encontrar significado en el sufrimiento y en todo lo que es profundo, bello y alimenta el alma. Por encima de todo, creo en el trabajo creativo a través del esfuerzo para aumentar la sabiduría y la felicidad humanas.

Louis Stettner


viernes, 2 de febrero de 2024

¿Fotografiamos el tiempo que nos tocó vivir?




__

¿Nuestro trabajo fotográfico reflejará la época vivida a ojos de un analista en un tiempo futuro?. ¿Acaso es posible que la fotografía no refleje la época y el tiempo del autor de la obra?. Dudas que me asaltan al leer ciertos artículos de otros tantos entendidos en este mundillo fotográfico nuestro. Personalmente no sabría pronunciarme de manera categoríca. Creo que de alguna manera toda obra fotográfica refleja los tiempos en que fue realizada. Quizás lo determinante a la hora de que una obra gráfica sirva a un propósito historicista sea el sesgo, la temática y el contenido sociológico de la obra en sí, más que la calidad, oportunidad y técnica del fotógrafo, entendiendo que estas características ya son de por sí un punto de arranque interesante, aunque no imprescindible. Por descontado que la capacidad de cada cual para dar relevancia a su trabajo fotográfico, mostrándolo como un conjunto homogéneo, seguramente sea la clave del asunto y pueda servir para arrojar algo de luz sobre su tiempo. Y en esas estamos, fotografiando la vida para registrar nuestra época, aunque cada vez la entendamos menos o no seamos capaces de conectar del todo con esta deriva insoportable en que se ha convertido el presente.



miércoles, 31 de enero de 2024

Incertidumbre




__

La certeza absoluta está muy lejos de existir. La incertidumbre sobre nuestra situación actual y especialmente sobre el futuro es el sesgo habitual que define nuestro presente. Claro que no es nuevo, cada época, cada tiempo la losa de lo incierto ha sido una constante en cualquier sociedad humana. Lo cotidiano puede hacer que perdamos la perspectiva, más si cabe con la cantidad de estímulos que recibimos a diario. Observar lo inmediato y comprender el sentido de lo incierto, entender que la seguridad total no existe es un extraordinario ejercicio fotográfico, de esos que quedan en lo que se pudiera definir como conceptual, quizás un término utilizado a la ligera con demasiada frecuencia, pero que puede servir perfectamente para narrar más allá de un estado emocional pasajero. Capturar la idea a través de una imagen es un reto siempre gratificante.



lunes, 29 de enero de 2024

The loneliness of the reader




__

A veces me resulta muy sencillo ver una fotografía. Me refiero a ese instante, esa escena que solo con observarla puedo imaginar el resultado final. Mejor sin duda, si llevo una cámara encima, aunque idear frente al motivo fotográfico, valorar el mejor encuadre, la luz necesaria incluso sin cámara, siempre es un ejercicio muy recomendable. Luego pasa el tiempo, reviso una carpeta de una fecha determinada y vuelven los recuerdos y los "porqués" cobran sentido. Escribir sobre eso refuerza la percepción y creo que amplifica la instantánea.



sábado, 27 de enero de 2024

Una noche profunda




__

La profundidad de la noche es algo especialmente subjetivo, tiene que ver más con estados anímicos y la percepción personal que con la realidad tangible. Es muy socorrido utilizar palabras más relacionadas con sensaciones que con la propia fotografía, añadiendo con un mínimo texto un punto de misterio y trascendencia incluso a lo que sería la normalidad de un momento determinado. Ahora bien, personalmente sí creo firmemente en la capacidad de la fotografía para transmitir sensaciones, siempre condicionadas por la luz, el tiempo de exposición, la época del año y la atmósfera captada. Añadir algo de texto me ayuda a no olvidar el porqué de esas decisiones, el porqué de una fotografía que decido publicar.



jueves, 25 de enero de 2024

Shadows





__

Sombras que deambulan entre reflejos y estancias, sensibles a cualquier variación de la luz, tensionadas buscando el rincón preciso donde perderse en la oscuridad. Como si fuesen conscientes, acaso con vida propia se mueven al compás de cada destello, de cada sujeto, del paso de las horas. ¿Qué seríamos los fotógrafos sin ellas?, seguramente nada pues las debemos todo.





martes, 23 de enero de 2024

El tiempo en la tormenta




__

Claro, todavía queda (bastante) invierno, pero una vez que enero está a punto de acabar y que esa luz tan especial prolonga el día y alarga las sombras, siento que el invierno acaba. Seguro que aún hay tiempo de fotografiar escenas frías pero necesito encontrar nuevas motivaciones. Busco un tema musical que me acompañe mientras tecleo frente al ordenador sin perder de vista la fotografía que voy a publicar. Encuentro “If” de Pink Floyd y me parece perfecto para cerrar esta serie de instantáneas con una última toma de profundo invierno. Es reciente, apenas un mes, en uno de esos pueblos donde casi no pasa nada, incluso la nevada apenas perturba el transcurrir del día y el tiempo se mide con relojes especiales, de esos donde las manecillas caminan lentas por la esfera. 



domingo, 21 de enero de 2024

El paisaje vacío (o casi)




__

Un cierto vacío y la sensación de soledad son atributos que de algún modo considero que van unidos, aunque igual es solo una apreciación, una manía más. El caso es que ese concepto tan perseguido en fotografía del “espacio negativo” a mi me fascina. Me gustan las composiciones con grandes superficies sin información relevante pero que sin embargo refuerzan el interés del sujeto principal en la fotografía, también en la obra gráfica. Y sin caer en un minimalismo exagerado, con pocos elementos compositivos se puede influir en el estado de ánimo de quien se detenga ante la fotografía. También sucede con la música, no hay más que poner algún disco de Jonny Cash. Lo estoy haciendo mientras edito la fotografía que voy a publicar y escribo estas palabras que la acompañarán. Entonces siento que se amontonan las emociones golpeándose torpemente las unas con las otras por intentar salir.



viernes, 19 de enero de 2024

Simple winter scene




__

¿Es necesario elegir el tipo de fotógrafo que quiero ser?. Quiero decir si existe realmente una tipología que necesariamente deba convenir para reconocerme con un estilo preciso, claro y diferenciador. Realmente no lo sé. También es cierto que hace tiempo dejó de preocuparme aquello de buscar un estilo propio. Sé en qué ambientes me muevo mejor, entre qué escenas me encuentro a gusto y con qué motivos mi capacidad de expresarme cobra una dimensión aceptable. Naturaleza y ciudad, dos temas diferentes con amplias posibilidades cada uno e infinitos puntos de vista para ser tratados. ¿Porqué elegir uno u otro?, ¿hay tanta diferencia entre sí como para no ser complementarios?. Al fin y al cabo de lo que se trata básicamente es de expresar una sensibilidad determinada con cada imagen que tomo, es parte del lenguaje fotográfico, es parte de mi manera de percibir la escena. No tiene mayor trascendencia más allá de esa posible punzada que reciba un observador entre mil, ante una imagen determinada. Eso justifica la fotografía y apacigua la vanidad.




miércoles, 17 de enero de 2024

Entre las ramas de aquellos árboles buscaba respuestas




__

El amor nos hará libres asegura mi fisioterapeuta. Ella está convencida y me convence con sus razonamientos mientras pelea con mi espalda contracturada. Qué facilidad tienen algunas personas para transmitir paz, lo envidio. Envidio esa manera de evitar el rencor y la rabia arrastrada durante demasiado tiempo. Quizás mis acciones estén limitadas por una visión confusa y oscura de ese camino recorrido. ¿Pero qué derecho tengo a la queja y a la tristeza?, ¿acaso no soy un privilegiado?, ¿tengo derecho a la compasión desde el punto de vista de la concienciación como percepción profunda de mi entorno?. Entre las ramas de aquellos árboles buscaba respuestas. 



lunes, 15 de enero de 2024

Ahora que vuelvo del frío





__

Volver a Madrid es casi como volver al trópico. Esta burbuja climática procura un regreso, como poco, desalentador, a lo que podemos sumar el ruido constante al que nos hemos habituado por aquí, el tráfico denso y las prisas crónicas, la contaminación persistente,… son motivos suficientes para que el retorno desde latitudes donde el invierno aún existe y la naturaleza es real, se haga bastante duro. Pero aquí estoy, a unas pocas teclas del blog, añorando un espacio abierto casi infinito. 


martes, 9 de enero de 2024

Árboles en el invierno




__

Ahora que comenzamos el invierno plenamente, que el frío parece asomar de manera insistente y las primeras nevadas de interés se distribuyen sabiamente por nuestra geografía, ahora precisamente son los mejores momentos para salir ahí fuera y fotografiar la naturaleza.


sábado, 6 de enero de 2024

¿Donde están los reyes magos?




_

Me he dado cuenta que no tengo fotografías del día de los reyes magos. Creo que nunca he fotografiado el tema, igual ni me interesa, aunque no era consciente de ello hasta ahora. Quiero decir que cumplo rigurosamente con la tradición de los regalos, el roscón (sin relleno por favor) y esas cosas. Pero hasta ahí llego. Me gustan los reyes magos de la naturaleza que siempre traen regalos en forma de sensaciones. Con eso me quedo, eso cargo mis alforjas.


jueves, 4 de enero de 2024

¿Se puede fotografiar el viento?





--

Imaginé que volaba impulsado por un fuerte viento del Noreste. Esa brisa fría y soleada que sopla con ganas en algunas mañanas del más clásico invierno. Me dejaba llevar porque estaba convencido que solo podría ir a un lugar mejor, allí donde el viento solo arrastra lo mejor de cada cual y queda almacenado para futuros años de escasez (que sin duda vendrán), en las esquinas, entre la foresta, aguardando pacientes. Se me ocurrió que podía fotografiar ese viento que lo envolvía todo. Y la placidez fue indescriptible. 


martes, 2 de enero de 2024

Welcome to a happy new year





__

Comenzar un nuevo mes a la vez que comienza un nuevo año es una tarea titánica, una losa psicológica que me cuesta levantar. Me gusta imaginarme sin cargas, liviano como pétalos, casi flotando y evitar las angustias y el estrés. Manías que achaco al periodo post navideño, fiestas que de por sí me resultan cargantes, por eso intento centrarme en la fotografía y busco en mi archivo esa imagen que narre visualmente lo que me ronda por la cabeza: la idea de la concienciación como una profunda percepción del entorno. Concienciación como forma de observar la realidad sin juzgarla, liberándome de ideas preconcebidas, turbias y distorsionantes. Y busco la imagen que mejor represente ese estado emocional. Bienvenid@s a un nuevo año.